Enero 18, 2018

banner los altos adidas 11 16

El China vs Estados Unidos acabaría con el mismísimo Pulpo Paul

By Febrero 24, 2017 0

China fue durante la campaña de 2016 en los Estados Unidos un tema latente entre ambos candidatos. Ahora que todo se ha consumado el tema ha ido ganando de a poco mayor sonoridad y muchas personas ignoran lo importante que es para el mundo el fondo de este asunto.

 

Trump ha manifestado una retórica fuerte en contra del gigante asiático, a menudo acusándolo de "aprovecharse" de la economía estadounidense, así como de manipular su moneda, algo que de ser cierto ha proporcionado condiciones favorables para que los exportadores chinos sean una especie de dominadores del mercado estadounidense en lo que a bienes de consumo se refiere.

 

Así lo evidencia el gran déficit en las relaciones comerciales entre Estados Unidos y China. En los primeros diez meses de 2016 el déficit comercial con China ascendió a nada más y nada menos que 289.000 millones de dólares.

 

Trump, que no ha sido nada mesurado para comenzar su mandato, y que ha tendido a cumplir sus promesas de campaña con mucho sentido de responsabilidad (para sus intereses), ha amenazado con introducir tarifas que eleven el precio de los productos chinos en el mercado de los Estados Unidos hasta en un 45 por ciento.

 

Para revisar las relaciones comerciales de Estados Unidos con China, Trump estableció una nueva división dentro de la administración, denominada Consejo Nacional de Comercio, y nombró al académico Peter Navarro para dirigirla.

 

Navarro es bien conocido por sus duras opiniones contra las políticas chinas en una amplia gama de temas, que van desde el comercio y las relaciones entre China y Taiwán, hasta la política china hacia los mares del este y del sur de China. Lo más delicado es que la administración Trump ha sugerido abandonar la política de "Una sola China".

 

Una política tan consolidada hasta ahora, que los distintos presidentes estadounidenses la han profesado desde la época Richard Nixon. Además, Trump y sus asesores parecen creer que el crecimiento del poder económico y militar de China hacen de esta política un mecanismo expansivo que amenaza la libertad de navegación en los mares del sur de China y de China Oriental, así como una amenaza para la seguridad de los aliados de los Estados Unidos en la región, que son principalmente Japón, Corea del Sur y Australia.

 

Dada la incomodidad de Beijing y su particular sensibilidad hacia todo lo relativo al papel y el estatus de Taiwán en el mundo, se espera que la revisión de la política de "Una China" y el fortalecimiento de las relaciones entre Estados Unidos y Taiwán causen serios daños a las relaciones entre ambos países.

 

Las recomendaciones de Peter Navarro incluyen la construcción de una base de la Marina en el este de la isla, el equipamiento del ejército de Taiwán con nuevas armas, y el despliegue de la flota de submarinos taiwaneses con la ayuda de los japoneses.

 

Esto significa sin lugar a dudas que las tensiones entre ambas naciones escalarían a mediano plazo, algo que sin duda afecta al mundo en tanto que estamos hablando de las dos principales potencias económicas del mundo. Como país pequeño en el tablero geopolítico sólo nos queda asumir la del espectador de una película que espera que el bueno triunfe al final de la función. El dilema es que aquí no se sabe quién es el bueno...

El China vs Estados Unidos acabaría con el mismísimo Pulpo Paul

Valora este artículo
(0 votos)