Enero 18, 2018

banner los altos adidas 11 16

Cuidemos la belleza que realmente vale: la belleza del alma

By Junio 19, 2017 0

En la actualidad, la mayoría de nosotros/as nos esforzamos en lucir un aspecto físico impecable. Tratamos dentro de nuestro apretado día -lleno de muchas actividades- y buscamos apartar cierto tiempo para ejercitarnos, sin mencionar las estrictas dietas a las que nos sometemos para poder sentirnos bien.

 

Creemos que al ver en la televisión anuncios donde reflejan el “cómo debe” lucir un hombre/mujer físicamente algo estamos haciendo mal, pues nos vemos en un espejo y lo primero que notamos son nuestros defectos. Vamos, no somos perfectos porque Dios nos hizo imperfectos.

 

Quiero aclarar que hay personas que no les preocupa ni un poco como lucen físicamente, o tal vez no es que no les preocupe, sino que no tienen tiempo para ponerse andar pensando en como luce físicamente. Si eres de las que no les preocupa, ¡bien por ti! Eres una persona autentica con un alto autoestima.

 

No tiene nada de malo que quieras verte bien, y si tienes el dinero para asistir a una clínica estética y hacerte unos arreglos en tu exterior, no te voy a juzgar por eso, eres libre de hacerlo. Pero déjame decirte que al final, los años pasan y tu exterior se va deteriorando.

 

¿Qué quiero decir con lo anterior? Que estamos cuidando la belleza equivocada. Sí, nuestros ojos están puestos solo en lo que podemos ver, pero ¿y en lo que no podemos ver? ¿Nuestro interior, nuestro corazón y alma cómo se encuentran? ¿Alguna vez te has puesto a pensar en cómo están tu personalidad y tus acciones?

 

Si por tu mente no ha pasado eso, es momento a que te detengas y pienses si de ti han salido actos que reflejen la belleza que verdaderamente importa, la interna. Soy de las personas que considera a todas las personas bellas, si alguien es considerado “feo” no es por su físico sino por cómo eres en tu interior.

 

Una persona sin modales, negativa, sin principios ni valores, dime, ¿Qué puede expresar ante los demás? Desagrado total, y el desagrado no es sinónimo de bonito ¿o si? Ahora bien, pocas son las personas que fortalecen ese aspecto de su vida, ¿por qué? porque creen que es más importante lo físico que la personalidad.

 

Toma en cuenta todo lo que sale de ti, lo que dices, lo que haces, porque es la verdadera esencia de tu corazón y alma. Intenta cada día ser una mejor versión de ti, renuévate, cambia aspectos que consideres no están bien en tu interior, pero sobre todo quiérete y valórate. Cree en ti y en lo que puedes hacer por los demás.

 

No te preocupes tanto en la ropa, accesorios, zapatos, si estás muy flaco/a o muy gordito/a, cuida mucho lo que realmente importa: ver tu belleza interior reflejada en la exterior, créeme un equilibrio de ambas te hará tener una vida exitosa.

Valora este artículo
(1 Voto)
Linda Cifuentes

Linda Cifuentes. Señorita Quetzaltenango 2012-2013. Siempre he sido apasionada en todo lo que hago, lo que me motiva a empujar mis límites y a destacarme profesionalmente. No temo asumir riesgos porque se que para ganar es necesario arriesgarse. Soy agradecida con todas las cosas buenas y malas que ocurren en mi vida. Sé que con éxito personal y profesional no se puede sobresalir en todo momento y que es posible fallar en mi camino al éxito. Considero el fracaso como un catalizador del cambio, lo que me conduce a potenciar la mejor versión de mi misma.