Diciembre 14, 2017

banner los altos adidas 11 16

Blog | Derecho a ser felices

By Septiembre 29, 2017 0

El ser humano en su más hondo sentir va en busca de metas que de una u otra manera van a determinar sus prioridades, depende de cómo se enfrente la vida así será su presente y su futuro, no cabe duda que la visión es importante determinarla para no estar vagando sin rumbo fijo por caminos que a veces nos llevan a perdernos.

 

En diferentes lugares nos encontramos con personajes que han bajado la guardia y sienten que el ser infelices es algo natural o divino, se han acomodado a ciertos patrones de conducta que les roba el derecho a soñar.

 

Como dicen algunos motivadores, cada problema es una oportunidad para superarnos, no quedarnos en él y pensar que todas las puertas están cerradas, llegando incluso al suicidio como única alternativa encontrada en una atormentada mente.

 

Es cierto que la realidad puede verse como algo incontrolable, fuera de todas nuestras fuerzas para superarla, pero de los grandes retos salen las grandes soluciones que pueden revertir todo lo negativo, todo depende del grado de conciencia que podamos adquirir para no doblegarnos por lo que nos sucede, que puede ser algo pasajero o algo que parece estacionarse como nube negra que no permite ver el sol.

 

No hay nada como comprender que si bien no todo puede ser solo para bien, tampoco de la misma manera no todo puede ser solo para mal, el mundo es un constante péndulo que en determinadas situaciones nos puede situar en uno de sus extremos o en el medio, como que nos reta a ver que tanto estamos preparados para salir de los obstáculos.

 

La forma de entender lo que tenemos frente a nosotros es cuestión de vida o muerte, como el ejemplo del vaso a medio llenar, unos dirán que está medio lleno y otros que medio vacío, percepciones que dan la pauta de paradigmas que en ocasiones nos ciegan el entendimiento o el conocimiento.

 

Es menester que aprendamos y a veces desaprendamos lo que nos toca vivir, nuestra existencia es dinámica, quien se queda quieto puede no llegar a conseguir lo que anhela muy fervientemente, nuestra mente debe estar ocupada con pensamientos positivos, no vale la pena vivir atormentados por situaciones que pueden ser hipotéticas y que nunca pueden ser realidad.

 

La vida nos convoca a abrir alas, ver con optimismo lo que estamos haciendo, tenemos el amplio derecho a ser felices, no permitamos que nadie nos robe ese derecho, abramos los ojos, miremos el cielo, la naturaleza al ser que amamos y, vayamos al encuentro de esa luz que nos hemos negado y, siempre ha estado ahí esperándonos para alumbrar nuestro sendero.

 

Si hay que luchar, luchemos, sin perder la calma, que la sonrisa nos acompañe y compartámosla con nuestros semejantes, dejemos por un  lado la queja y el lamento comprendamos que merecemos ser felices.

Valora este artículo
(0 votos)
Oscar Soto

osoto@diariosdelosaltos.com