Diciembre 15, 2017

banner los altos adidas 11 16

No te fijes en los demás, solo agradece

By Octubre 05, 2017 0

Vivimos de muchas apariencias, criticamos, juzgamos y envidiamos lo que otros tienen y no podemos tener, nos fijamos en lo que los otros hacen y tratamos de igualarlo; tenemos una mirada fija equivocada, a veces. ¡Qué error estamos cometiendo! Fijarnos en otros y no en uno mismo, nos alegra la desgracia y fracaso de los demás solo porque nosotros no pudimos alcanzar nuestras metas.

 

Déjame decirte que si no pudiste alcanzar tus metas es por estar metiendo las narices donde no debes, te desgastas la vida tratando de fijarte en los errores de los demás para alegrarte tú. ¿En qué momento nos hemos convertido en seres tan egoístas? Que si a mi me va mal, a ti también te tiene que ir mal… ¡NO! No podemos seguir pensando de esa manera, pensamientos e ideas así solo conducen a un fracaso total.

 

Cuando llegues a 40 o 50 años y te canses de ver hacia los demás voltearás a verte a ti mismo y te darás cuenta que el tiempo pasó y ¿qué fue lo que lograste? ¿Qué metas alcanzaste? ¿Pudiste cumplir tan solo uno de tus sueños? No construiste absolutamente nada por estar perdiendo el tiempo en personas que tal vez ni saben que tú existes. ¿Qué lamentable no?

 

Pero más lamentable es que a pesar que quisieras vivir mejor, tener un trabajo mejor, un carro más nuevo que el que ya tienes, una casa más grande, ropa nueva, entre muchas cosas, no agradeces pero ni un poco todo lo que ya tienes. Solo vemos un lado de la moneda, pero si volteas a ver el otro lado, verás a muchas personas que tienen menos de lo que tú tienes y aún así, agradecen y son felices.

 

Porque sí existen esas personas humildes y agradecidas que tienen menos que nosotros y son felices, pero que no se conforman, luchan día a día para salir adelante, jóvenes con ganas de graduarse para poder emprender su negocio, adultos con unas ganas increíbles de trabajar para poder pagar los estudios de sus hijos y así vemos personas que aman lo que hacen y no se fijan ni se preocupan en lo que los demás digan, esas personas… son las que yo más admiro.

 

Digo todo esto por dos razones: la primera es que ayer vi una foto en un periódico nacional que me conmovió tanto sobre un anciano que en medio de su arduo trabajo se detiene para saludar y sonreír para la fotografía. ¿Se imaginan ustedes un anciano de no menos 80 años sin perder el habito de sonreír? Puede que su vida no fue como la que soñó -como me pasa a mi en estos momentos- pero no se rindió y no se sigue dando por vencido porque él tiene puesta su mirada en Dios, él y su familia que no anda perdiendo el tiempo en ver cómo viven los demás.

 

La segunda razón es porque fui una persona que me fijaba en las mamás de los demás, deseando que mi mamá pudiera darme los consejos que las otras mamás les daban a mis amigos. Pero no me puse a pensar en que hay bebés, niños, jóvenes que ya no tienen a su mamá a su lado y aún así ante el dolor de la perdida del ser mas querido en esta tierra, no dejan de agradecer un solo día a Dios por lo que aun les queda.

 

Hoy, mi mamá está de cumpleaños y el hecho de tenerla con vida y que Dios le haya permitido estar un año más a mi lado, es algo por el cuál voy a estar agradecida por el resto de mi vida. No me fijo en los demás, solo agradezco por todo lo que tengo y por tener el privilegio de tener a la mejor mamá un año más junto a mi, que espero; sean muchos más. ¡Feliz Cumpleaños Mamá! 

Valora este artículo
(1 Voto)
Linda Cifuentes

Linda Cifuentes. Señorita Quetzaltenango 2012-2013. Siempre he sido apasionada en todo lo que hago, lo que me motiva a empujar mis límites y a destacarme profesionalmente. No temo asumir riesgos porque se que para ganar es necesario arriesgarse. Soy agradecida con todas las cosas buenas y malas que ocurren en mi vida. Sé que con éxito personal y profesional no se puede sobresalir en todo momento y que es posible fallar en mi camino al éxito. Considero el fracaso como un catalizador del cambio, lo que me conduce a potenciar la mejor versión de mi misma.