Diciembre 14, 2017

banner los altos adidas 11 16

La marcada división en el Concejo Municipal de Quetzaltenango toma otro giro, luego que este martes fue pública una denuncia en el Ministerio Público (MP) de fecha 19 de julio de 2017, en contra de la corporación edil, la cual dirige el alcalde Luis Grijalva.

 

El conflicto se originó luego de la aprobación de la prórroga por diez años en el uso de postes y vía pública a la empresa Comunicaciones Celulares Sociedad Anónima (Tigo).

 

En el memorial presentado en la Fiscalía de Delitos Administrativos del MP, en la capital, los concejales de oposición: Jorge Roberto Soto Alcahé, concejal séptimo; José Gerardo Yarzebski, concejal cuarto, y Fabiola Ávila Monzón, concejal sexta, denuncian al Concejo por los delitos de falsedad ideológico, abuso de autoridad y concusión, pues consideran ilegal la aprobación del contrato, además de “liberar responsabilidades”. 

 

Los demandantes aducen que no se presentó un plan de trabajo y acusan al alcalde de abuso de autoridad, puesto que se autoriza la prórroga por cuatro años y en el contrato el alcalde atropella porque lo hace por diez años. En el contrato se menciona instalación y construcción, cuando el acuerdo que autoriza la prórroga no dice nada al respecto.

 

Esta situación, que remarca aún más la división del Concejo de Xela, demuestra el descontrol y abandono de la ciudad, además de una falta de conocimiento de la legislación municipal, instituida por los Concejos anteriores.

 

En primer punto, se desconoce la cantidad total de postes que existen en Quetzaltenango, por ello no se puede hacer una negociación seria y concreta al no saber cuánto puede percibir el municipio por el arrendamiento de los mismos.

 

El segundo punto, es el desconocimiento del Concejo Municipal actual sobre el Reglamento de Autorización del Uso de Infraestructura Municipal y Vías Públicas para la Instalación de Infraestructura de Redes de Información, Comunicación y Eléctricas en el Municipio de Quetzaltenango, vigente desde diciembre de 2014, cuando se publicó en el Diario Oficial.

 

Las consecuencias de estas acciones generan un retroceso para la ciudad, pues las empresas lejos de invertir se alejan, porque se requiere de seguridad jurídica municipal y administrativa para convertirse en una ciudad atractiva para las inversiones.

 

La denuncia surge, luego que el 31 de octubre de 2016, según acta municipal, la empresa Comunicaciones Celulares Sociedad Anónima iniciara el trámite para prorrogar, por cuatro años, el arrendamiento que tiene de los postes en Xela, en esa ocasión Soto Alcahé razona su voto, absteniéndose a votar, porque aduce no tener clara la vigencia o publicación en el Diario Oficial del reglamento de uso de postes y no hay oficina que tenga a su cargo el manejo correcto del reglamento. A esta decisión de Soto se adhieren Yarzebski y Ávila.

 

En esa reunión, se faculta al alcalde Luis Grijalva para celebrar el contrato con la empresa de telefonía, donde debía arrendar por “un tiempo no menor a cuatro años” los postes, pues el acuerdo no tiene una especificación limitada de tiempo y le da carta libre a Grijalva para negociar por más tiempo. Este detalle es importante porque el contrato firmado por el jefe edil, y autorizado por la mayoría del Concejo Municipal, es de diez años.

 

Según el gerente de Tigo, Luis Fernando Valladares, en el contrato, indica que ellos tienen en arrendamiento 1 mil 931 postes de la Empresa Eléctrica Municipal de Quetzaltenango (EEMQ), pagando al mes a la comuna Q38 mil 620, además de tener instalados 98 mil 415 metros lineales de cable, por los cuales pagan al año Q1 millón 180 mil 980.

 

El 5 de mayo de 2017, según el acta del Concejo, el alcalde menciona que aproximadamente se utilizarán diez mil postes en alquiler, por ello, no se puede conocer con exactitud la cantidad dinero que podría percibir la comuna.

 

En el acta del 5 de mayo, se indica que el resto de empresas, de cable y telefonía, posiblemente carezcan de contrato y operen en la ciudad con base a los acuerdos municipales otorgados por la corporación municipal que encabezaba Jorge Rolando Barrientos.

 

Se intentó obtener una versión de parte de la Municipalidad de Quetzaltenango, pero la Dirección de Comunicación Social indicó que están a la espera de una notificación oficial para emitir una postura sobre la denuncia.

 

Tigo, según el trifoliar de presentación como patrocinador de Xelajú MC, indica que invierte en la ciudad con la construcción de una red de tecnología de última generación que permitiría a los quetzaltecos contar con velocidades de internet de hasta 30 megas, televisión digital HD, con lo último en contenido y telefonía residencial.

 

En un boletín de prensa, Tigo asegura que: “Como empresa, Tigo ha cumplido con todos los requerimientos legales y administrativos de la Municipalidad de Quetzaltenango. Tigo busca operar en un mercado de libre competencia y en igualdad de condiciones.  Entendemos que la ampliación de nuestros servicios de telecomunicaciones causa temor en algunos de los operadores que prestan servicios en el municipio. Sin embargo, consideramos que la incursión de Tigo en la ciudad de Quetzaltenango traerá beneficios de tecnología que contribuirán al desarrollo social y económico del municipio”.

 

En el mismo documento la empresa de telefonía asegura que Tigo ha venido operando en Quetzaltenango desde hace más de 15 años con servicios de telefonía móvil. “A partir de 2012 la empresa fue autorizada para incursionar en servicios corporativos de datos e internet. En 2016, se renovó y amplió la autorización para prestar servicios de telecomunicaciones en general”, dice el boletín.

 

Denuncia 1

 

denuncia 2

 

denuncia 3

 

denuncia 4

 

Acuerdo donde se faculta al alcalde para firmar el contrato. 

acuerdo 1

 

ACUERDO DONDE EL CONCEJO MUNICIPAL POR MAYORÍA AUTORIZA EL CONTRATO FIRMADO POR EL ALCALDE. 

acuerdo autorización 1

 

acuerdo autorización 2

 

Pese a que “La Rosca” del alcalde municipal de Quetzaltenango, Luis Grijalva, incumplió con la liquidación de recursos financieros asignados el año anterior, aunado a un dudoso manejo de los mismos, el jefe edil les designó de nuevo la dirección de las principales comisiones.

 

Entre quienes incumplieron con la entrega de las facturas que respaldaran el gasto en el 2016 están, Mirta García Bámaca, concejal segundo, quien dirigió la Comisión de Piso de Plaza; Olga Moscoso, síndico segundo, al frente de la Comisión de Señorita Quetzaltenango, y Diego Morales, síndico tercero, quien dirigió la comisión de Parqueo y Tránsito.

 

En el oficio 171/2016, enviado al Concejo Municipal de Quetzaltenango por la Dirección de Administración Financiera Municipal (Dafim) y al cual tuvo acceso Diario de Los Altos, se conoció que la fecha límite para liquidar los recursos utilizados en la feria del 2016 era el 14 de octubre de ese año, sin embargo, García, Moscoso y Morales, hasta el 19 de diciembre, no habían presentado respaldo de los gastos.

 

Lee también: La “rosca” de poder del alcalde Grijalva

 

Una ejecución presupuestaria normal de feria, según algunos auditores consultados, sería de la segunda quincena de julio (cuando inician las actividades) hasta una semana después de que finalice en septiembre, pero algunas de las facturas a las que se tuvo acceso por gastos del 2016, demuestran consumos de agosto hasta noviembre.

 

También existen dudosas justificaciones en el pago de trabajadores en algunas actividades de la feria, pues algunos presidentes de comisión incumplieron con las disposiciones de las autoridades municipales que indicaban que se debían presentar el número del contrato, fotocopia del Documento Personal de Identificación (DPI) del trabajador, y fotocopia del Número de Identificación Tributaria (NIT).

 

Como parte de la investigación del Diario de Los Altos se solicitó a la Unidad de Información Pública Municipal de Quetzaltenango, una copia de todos los informes financieros de las comisiones de feria del 2016, y de las distintas instituciones municipales involucradas, pero se negó la información de la Comisión de Parqueo y Tránsito, presidida por Diego Morales Soto.

 

El equipo de investigadores de este medio determinó que en las tres liquidaciones de Morales existieron dudosos manejos y compras fuera de fecha, una de ellas, la factura Serie C 3715, de fecha 15 de noviembre de 2016, de un conocido restaurante Steake House de la ciudad altense, la cual fue presentada para cuadrar su liquidación. Esta no fue aceptada por estar fuera de fecha, pues la feria finalizó el 18 de septiembre de 2016.

 

Morales presentó también facturas del 4, 8 y 15 de noviembre de 2016 para cuadrar la liquidación. Las anteriores no fueron aceptadas, debido a que a partir del 25 de septiembre de ese año, ya no se permitían desarrollar pagos porque generan hallazgos en la Contraloría General de Cuentas de la Nación (CGC).

 

La Comisión de Parqueo y Tránsito, hasta el 29 de diciembre de 2016, no había liquidado de forma correcta la ejecución presupuestaria asignada, sin embargo, Morales presidirá este año la comisión, luego de una votación dentro del Concejo Municipal.

 

A la citada comisión se le solicitó, para darle validez al pago de planillas, que debía incluir el acuerdo municipal, mediante el cual se contrataba a la persona, DPI, NIT y Boleto de Ornato, mismo que hasta el 29 de diciembre no se había presentado, pese a que la feria tenía tres meses de haber finalizado.

 

La CGC, en el segundo semestre del 2016, el cual está disponible en su sitio web, dictaminó 6 sanciones por un valor de Q72 mil 104.54, y una denuncia penal en contra de la Municipalidad de Quetzaltenango.

 

En un año y medio de gobierno municipal, la administración de Grijalva ha enfrentado varios hallazgos de la Contraloría, fruto quizás de la inexperiencia en administración pública de los integrantes del Concejo Municipal.

 

Contraloría sancionó a Morales y García por los malos manejos en Xelafer, incluso el concejal Morales no presentó ante el Concejo ningún informe de cuánto se percibió por manejos de parqueo.

 

 

Derecho de respuesta

La sindico II Olga Moscoso, actual presidenta de la comisión de Señorita Quetzaltenango, envió un comunicado a este medio en el que asegura que: “el 23 de noviembre de 2016, fue extendida la constancia firmada por Dirección Financiera, Contabilidad General, Presupuesto y Tesorería Municipal, en la cual queda registro del balance de los gastos realizados y del reintegro de Q73.01, que fue realizado para cuadrar el monto asignado a la comisión, el cual fue de Q93,750.00”.

En dicho comunicado asegura también que el reintegro fue realizado mediante boleta de deposito 10951286, de fecha 14 de octubre de 2016 y que la liquidación se realizó dentro del plazo establecido. En el comunicado asegura también que: “la comisión no tiene sanción emitida por la contraloría de cuentas”.

 

 

La Municipalidad de Quetzaltenango, con el fin de mantener el control y monitoreo en los días de Semana Santa, decretó desde el 10 de abril

Alerta Amarilla Institucional; se contó con un campamento instalado en el Parque Central y una cuadrilla de alrededor de 200 personas de diferentes dependencias municipales estuvieron a cargo de la limpieza y seguridad. Hoy 17 de abril han entregado los resultados de sus acciones.

 

La municipalidad ha informado que se atendieron en el kiosko a 784 personas, al menos 165 por servicios médicos.

 

Se trasladaron 82 carros y 8 motocicletas por estar estacionados en vías procesionales. Ya fueron devueltos 75,  tan solo 15 se encuentran en el predio municipal a espera de los trámites correspondientes.

 

También se consignaron 6 microbuses por exceso en el cobro del pasaje y uno más por no contar con la tarjeta de circulación. En total se percibió por concepto de pago de multas la cantidad de Q46 mil.

 

Se atendieron, en conjunto con el INGUAT, a mil 740 turistas, a 174 provenientes de Estados Unidos y Europa, a 522 de países centroamericanos, a 105 de México y a 939 guatemaltecos que se movilizaron de otros departamentos.

 

En cuanto a la extracción de basura, se mantuvo el volumen normal de 120 toneladas diarias, sin embargo, la madrugada del Sábado de Gloria hubo un incremento de 40 toneladas que representaron cuatro camiones más, esto en el Parque central, la Democracia y Terminal Minerva. 

Actualmente los vecinos de Quetzaltenango pagan 94 centavos por el servicio de alumbrado público, Luis Grijalva tiene un método para cambiar las bombillas que ya no sirven, y de paso, subirle a la tasa de pago por ese servicio. Este es su plan:

 

Lo ideal para el jefe edil sería que los vecinos pagaran puntual su cuota del alumbrado público durante ocho meses. Cuando el tiempo termine habría reunido Q65 necesarios para cambiar las bombillas. “Es irónico, sí, pero es una realidad”, dijo Grijalva en una entrevista televisiva.

 

Sin embargo el jefe edil asegura que parte de la corporación municipal tiene otra idea, y que es la que está en tendencia en la mesa de Concejo.

 

“Hay dos municipios aledaños que tienen mejor iluminación que nosotros, me da pena y vergüenza que ellos siendo más pequeños tengan mejor alumbrado", explicó.

 

También aseguró que en dichos municipios (no mencionó cuales) se pagan Q40 por el alumbrado.

 

Sin embargo comenta que hay diferentes corrientes dentro del Concejo que le sugieren no subirle a la tasa, sino primer invertir, cambiar las luces y después cobrarles a los vecinos.

 

Así funcionaría

 

“Yo creo que esa es la tendencia, vamos a hacer una inversión entre cerca de Q2.5 millones y Q3 millones en ese tema. Mis queridísimos conciudadanos, vamos a pasarle después la factura, para que digan (los vecinos) ya nos alumbraron, ahora paguemos como pagan los vecinos (de otros municipios)”, dijo Grijalva.

 

También dijo que su gestión no ha sido un experimento de prueba y error, tal como ha sido criticado. Y que está enfocado en ordenar una municipalidad que según él, tiene desorden en todos los temas. “Ordenar la Municipalidad es un tema complejísimo. Yo creo que las amas de casa son las que más pueden comprender este tema”, comentó. 

El ascenso del cortejo procesional de la iglesia de San Juan de Dios, en la 14 avenida de la zona 1, la noche de este primer domingo de Cuaresma, es una muestra de la pésima planeación y reacción de la Policía Municipal de Transito.

 

La falta de coordinación entre hermandades e instituciones municipales puede causar que en alguno de los cortejos procesionales pueda causarse un incidente.

 

Esta noche por ejemplo, los cargadores que portaban el monumental mueble de 120 brazos, cargaban al borde de la acera, provocando el roce de la plataforma procesional entre las construcciones de la avenida.

 

Procesion 1

 

Es ya de conocimiento popular que los domingos de Cuaresma en la ciudad de Quetzaltenango se realizan cortejos procesionales en donde la feligresía católica rememora la pasión y muerte de Cristo.

 

En la ciudad de Guatemala por ejemplo, abriendo camino en coordinación con las hermandades; los oficiales de EMETRA coordinan y limpian las avenidas y calles donde transita el cortejo.

 

Al final de la procesión que normalmente conlleva ventas y por lo tanto generación de basura, van camiones recolectores de desechos y alfombras; en la ciudad de Quetzaltenango no se posee dicha estructura de respuesta municipal.

 

procesion 2

 

Debe ser un esfuerzo conjunto entre la PMTQ, la oficina de turismo, los entes culturales y las mismas hermandades que deben solicitar y exigir como vecinos que la Municipalidad les ayude a coordinar el libre paso de los cortejos que son patrimonio intangible de la ciudad de Los d17.

 

procesion 3

 

La procesión de San Juan de Dios es el primer cortejo de gran magnitud que se realiza en la Cuaresma quetzalteca. Los planes de cortejos procesionales deben expandirse a los cuarenta días y no solamente al triduo pascual. 

Página 1 de 3