Diciembre 15, 2017

banner los altos adidas 11 16

Gabriela Barrios, dos poemas para no perder la esperanza

By Febrero 05, 2017 0

Vilma Gabriela Barrios López nació el 25 de mayo de 1991.  Desde niña ambicionó ser artista, como lo indica en el libro Versos Incompletos, del que es coautora. Siempre le gustó dar a conocer sus sentimientos de una manera adornada y con sazón. Hoy su cadáver fue identificado en el río Samalá con claras señales de violencia.

 

 

Apasionada por la locución, el canto y la poesía. Gaby también tenía la licenciatura en arquitectura con especialidad en interiores y una certificación de Chef.

 

Su faceta como poeta fue muy conocida. Escribía para su amada Xelajú (decía que era quetzalteca de corazón y de origen), le escribía al amanecer, al amor y a su pasión la música.

 

Publicamos dos de sus poemas, para compartirlos, por su memoria y para que su luz siga brillando, mientras llega la justicia.

 

Amada Xela

 

Arquitectura Neoclásica

que engalana los cuerpos de la ciudad

calles llenas de anales

que componen una canción con su gente culta.

 

Luna sin igual sublime y cómplice

que ha visto mis triunfos,

derrotas, alegrías y amores

 

has sido testigo de todo,

bella encubridora que me alumbra en mis

penumbras

 

calles donde anduvieron nuestros

antepasados

calles que vieron pasar grandes literatos.

 

Serás llamada CIUDAD DE LOS d17

amada mía Tierra mía,

De ti estoy enamorada.

¡Eternamente, Xelajú!

 

  

Amanecer

 

Sentir el aroma de las fragancias del

ocaso

brindándonos una elegante despedida

Y las cenizas que quedan del día

es el resplandor de la lumbrera nocturna

Después de un lapso

las golondrinas con un canto

de diversas sinfonías

Van desnudando mi adormecida mirada

al contemplar la belleza del alba

 

y va Orlando en cada instante

al saber que el estío va empezando

 

Con gran ímpetu

mis parpados abren la puerta de mí

mirada

 

Con un destello cae en mí sin igual

belleza

contemplando así el amanecer.

 

¡Qué Dicha, poder disfrutar

la belleza del alba y del ocaso!

 

 

Valora este artículo
(0 votos)