Diciembre 15, 2017

banner los altos adidas 11 16

Xelajú MC y las claves para conseguir los primeros títulos

By Febrero 14, 2017 0

El compañerismo, la humildad, el cariño a esta tierra altense y el amor al futbol fueron las claves, según varios jugadores, para que Xelajú MC conquistara el título de liga del 1962 y posterioriormente el torneo de Copa, el Campeón de Campeones y el subcampeonato Centroamericano y del Caribe en el 63, y el subcampeonato de Liga temporada 1964/1964.  Una gran camada de jugadores, que en poco tiempo logró grandes pergaminos.

 

El torneo de Copa de 1963, denominado en memoria de Valentín del Cid, compañero de Mario Camposeco en los partidos internacionales con Municipal, fue ganado por Xelajú MC al vencer en el juego final a Universidad por 3-0.

 

En tanto que el título de Campeón de Campeones, lo logró gracias a que ganó el Campeonato de la Temporada 1961/1962 y el torneo de Copa, que se jugó en los primeros meses de 1963.  Ya que para definir al campeón de campeones, se deberían enfrentar los campeones de esos torneos, por lo que automáticamente Xelajú MC fue el campeón.

 

En tanto que en las últimas instancias del Campeonato Centroamericano y del Caribe enfrentó en semifinales al Deportivo Vida de Honduras al cual eliminó, pues empataron el cinco de mayo en Tegucigalpa, Honduras.  Una semana después se jugó el partido de vuelta en el Mario Camposeco, donde Xelajú “mató” al Deportivo al golearlo 6-1, con goles de Arnoldo Juárez Mancilla y Oscar Chávez Lizano, ambos con dos anotaciones cada uno, completando la cuenta Justo “Chacatay” López y Sergio Anaya.

 

La final se disputó con el campeón de Haití, Racing. El campeonato se tuvo que definir en tres juegos, el primero se jugó en el Mario Camposeco de Xela, en donde a pesar del dominio local, los haitianos doblegaron a puro contragolpe a Xelajú MC por 4-1, el único gol altense lo realizó Arnoldo Juárez Arjona.  El partido de vuelta se jugó en el estadio Mateo Flores, en donde los altense doblegaron al campeón haitiano por 3-1, con goles de Justo “Chacatay” López en dos oportunidades y una de Sergio Anaya.  Por lo que se tuvo que definir el título con un tercer juego.

 

El tercer juego realizado el Mateo Flores fue favorable para los de Haití por 2-1, con lo que les dio el campeonato y Xelajú se quedó con el sub campeonato, el único gol quetzalteco fue obra de Juan Reyes. Este partido se jugó el 17 de julio de 1963.

 

Recuerdos

 

Justo Rufino López, más conocido como “Chacatay” López, un jugador que con Xelajú MC jugó las once posiciones a lo largo de su trayectoria, recuerda con cierta nostalgia, pero con mucho orgullo la conquista del primer campeonato de Liga para la Ciudad de la Estrella, Quetzaltenango.

 

“Llegamos a ese juego crucial con la mentalidad de realizar un excelente partido, ya que estábamos obligados a ganar si queríamos campeonizar, pero la misión era difícil, ya que Comunicaciones y Municipal, tenían los mejores jugadores del país”.

 

“Todos estábamos seguros que la historia nos daba la oportunidad y la posibilidad de darle a Quetzaltenango y a los demás equipos departamentales el primer título fuera de la capital, en una lucha desigual, pero ante todo por la garra, la fuerza, el coraje que pusimos en ese torneo, fue lo que nos dio el primer título para Xelajú”.

 

Salimos a ganar

 

Obdulio Fajardo, el lateral del equipo campeón de 1962 con Xelajú, recuerda con la misma pasión y entrega que lo hizo como jugador el título que contra todos los pronósticos ganó Xelajú.

 

“Lo más bueno de ese título fue que vivimos, gozamos y sufríamos el futbol, pero lo más importante fue que en el juego final salimos a ganar desde el primer momento, tal como lo hicimos durante todo el campeonato, la prueba es que a los 20 segundos ya ganábamos 1-0 a los cremas y a los 14 minutos, ya estábamos ganando 2-0.

 

“La base fue el gran compañerismo que reinaba en el equipo que aún mantenemos y que mantendremos siempre, no había envidias, aunque solo nos pagaban Q 15, cuando había dinero, pero eso no nos importaba, era más el amor al equipo y el orgullo de representar a Xela. Estabamos dispuestos a morir en la cancha”.

 

Humildad

 

Juan Reyes, campeón goleador con Xelajú, a pesar de que su posición era de puntero, siempre jugando sobre la línea, anotador de varios goles olímpicos, se caracterizó por la humildad a pesar de los logros conseguidos, junto con su compadre Sergio Anaya.

 

“El mayor logro que obtuvimos fue ser el primer equipo departamental en conquistar un campeonato en la capital, ante un gran equipo como lo era Comunicaciones en ese entonces, pero nosotros también éramos muy buenos, la muestra fue que les ganamos, a pesar de la ayuda que siempre tenían de los árbitros”.

 

“La base para obtener ese título, fueron las ganas, entusiasmo, la motivación del pueblo, a pesar de que no teníamos grandes sueldos, pero al final fue una gran satisfacción, a pesar de que querían validar un gol que nunca fue y a pesar de no darnos el título en ese momento, nosotros dimos la vuelta olímpica.

 

 

Lee mañana:  Los años de vacas flacas.

 

Referencia: El Gráfico e Imparcial.  

Valora este artículo
(0 votos)