Enero 18, 2018

banner los altos adidas 11 16

Presentan catálogo poético del Poetry Slam

By Noviembre 29, -0001 0

El sábado en horas de la tarde, en el auditórium Miguel Ángel Asturias de la Casa de La Cultura de Occidente, se presentó el catálogo poético del colectivo Poetry Slam.

 

El trabajo que el colectivo nos presenta es una memoria poética admirable. Pasan dell anonimato de los poemas en el papel y trasladan su obra a poesía viva, a performance que busca la adecuada recepción del mensaje para la población. Masificar la cultura en una ciudad que vive y respira por la cultura.

 

“Poesía es la unión de dos palabras que uno nunca supuso que pudieran juntarse, y que forman algo así como un misterio” nos decía García Lorca al referirse a una de sus artes literarias favoritas.

 

Y es que el poder realizar obras poéticas no es un arte que se le regala a cualquiera, más aun, no es un arte que logre dominar cualquier persona. Sin embargo, el fruto de sus pensamientos y sentimientos, pueden llegar a convertirse en símbolos eternos para toda una población o incluso para el mundo. ¿Quién no recuerda los poemas de Machado, Hernández, Lorca, Santa Teresa, Fray Luis de León, Ovalle López, Otto Rene Castillo?

 

poetry2

 

Así pues un resumen de cada uno de los poetas reunidos en este catálogo:

 

Marlon Eduardo Martínez: Los ecos de nuestra historia cobran vida en este poeta nacido en 1995. Poemas que mezclan ritmo y melodía, además de poseer libertad en métrica, este poeta apertura estos versos perversos.

 

Su obra es una marcada protesta social, un grito de angustia que en gran parte denuncia las angustias y penas del guatemalteco que vive en estas tierras y del que se va buscando un sueño en “La Bestia”.

 

Su poesía remarca su pensamiento juvenil, las inquietudes amorosas y en toda la obra, su incertidumbre del futuro.

 

Ana María Gonzales López: Poetisa premiada, en sus versos se encuentra el criollismo y la lucha por la igualdad de género.

 

Su poema “Una Tarde En Chiquilaja”, nos narra por medio de su verso libre y jugando con imágenes nostálgicas, la tarde en que como colectivo llevaron la poesía a dicha población; sus versos demuestran un cuidado uso del lenguaje, que por medio de la rima y la disciplina que reflejan sus palabras, arma imágenes que le provocan a la mente el recuerdo de paisajes eternos de esta tierra.

 

“Amatitlán” es un poema en donde los versos sirven de protesta en contra de la mano del hombre, que destruye el medio ambiente y su mundo.

 

María Elena Ponciano: Su poema “Café Baviera” es un caligrama extraordinario, en donde las nubes del vaho del café nos regalan versos extraordinarios de deseo y pasión. La taza del café es un extraordinario cuadro de poesía, donde el amor fluye para robarnos un suspiro.

 

Remarca el sentir altense de que todos pasamos por ese café de la 13 avenida. Todos nos enamoramos o tenemos una historia de amor en aquellas paredes.

 

Posee un elegante uso del lenguaje y un bello paraje de imaginación para poder articular y construir cada una de las estructuras de su poesía.

 

Ángela Eunice Sacalxot: Es una poetisa que cuestiona, que ignora, que encara, ella es existencialista.

 

Dos poemas bastan para ver como un corazón puede llegar a encarar el modo de vivir, el sentido de pertenencia, el sentido de existir.

 

Sus rimas en base al verso libre, nos demuestran la búsqueda de la música, del ritmo, de la melodía de las letras, en base a frases concretas, que reclaman al enamorado y ese reclamo, se vuelve verso para nacer en poesía.

 

Ángel Tacam: La oscuridad, las sombras, la duda de la vida, lo profundo, son pensamientos que Ángel transforma en poesía.

 

Sus versos nos demuestran una temática diferente a las distintas voces que han antecedido estos versos.

 

Una constante agonía que intenta resolver las dudas entre la vida y la muerte, Ángel es la voz que nos recuerda ese constante conflicto entre la sombra y la luz.

 

Paola Ochoa: Cómo se titula su poema, ella seria “Nuestro Imposible”. Es la más joven voz de esta colección.

 

Sus poemas transmiten juegos de imágenes que nos ayudan a percibir los cambios del clima, texturas y sobre todo, la vida y la soledad.

 

En su poesía, se remarca la esperanza, además de poseer un claro uso del lenguaje y poseer poesía sin rima, el sentido de la vida.

 

Donald Josué Urizar: Resumir un suceso histórico en un poema es magistral y Donald lo logró en su poema “Sexto Estado”.

 

Su protesta se eleva en la vida misma de aquel que vive atrapado detrás de un teléfono o una laptop.

 

Su Salmo 23, nos demuestra una maestría inusual en esta tierra, pues con una ironía y cinismo, nos narra el extraordinario momento vivido por el país hoy en día.

 

María Elena Marroquín: Posee un lenguaje extraordinario, elegante, sus versos tienen una facultad bellísima para delimitar cada tema y para darle sentido completo a la estructura de cada estrofa.

 

Escribe de lo que vive día a día, de lo cotidiano. “Quédate en el silencio/mírame con la ira de la noche”, son versos que nos demuestran una riqueza literaria que se nutre de la vida, de la ciudad de lo que ama.

 

Cada uno de ellos se ha vuelto entonces en guardián de nuestras ideas. La libertad de nuestras palabras ha pasado por sus dedos y sus labios, han besado sus sueños, sus palabras se volvieron versos, que en un acto profundo de intimidad, ahora son nuestros.

 

Los poetas tendrán presentaciones en Panajachel, Antigua Guatemala y culminarán a final de mes en la ciudad de Guatemala.

Valora este artículo
(0 votos)
Eleazar Adolfo Molina

Eleázar Adolfo Molina (1990) Escritor. Primera experiencia en periodismo. Narrador y poeta. Liberal. Católico. Viajero constante del tiempo y el espacio. Profesor en Literatura y Ciencias Sociales. Apasionado del fútbol. Soñador incansable.  eamolina@diariodelosaltos.com