Diciembre 15, 2017

banner los altos adidas 11 16

La Municipalidad de Quetzaltenango, con el fin de mantener el control y monitoreo en los días de Semana Santa, decretó desde el 10 de abril

Alerta Amarilla Institucional; se contó con un campamento instalado en el Parque Central y una cuadrilla de alrededor de 200 personas de diferentes dependencias municipales estuvieron a cargo de la limpieza y seguridad. Hoy 17 de abril han entregado los resultados de sus acciones.

 

La municipalidad ha informado que se atendieron en el kiosko a 784 personas, al menos 165 por servicios médicos.

 

Se trasladaron 82 carros y 8 motocicletas por estar estacionados en vías procesionales. Ya fueron devueltos 75,  tan solo 15 se encuentran en el predio municipal a espera de los trámites correspondientes.

 

También se consignaron 6 microbuses por exceso en el cobro del pasaje y uno más por no contar con la tarjeta de circulación. En total se percibió por concepto de pago de multas la cantidad de Q46 mil.

 

Se atendieron, en conjunto con el INGUAT, a mil 740 turistas, a 174 provenientes de Estados Unidos y Europa, a 522 de países centroamericanos, a 105 de México y a 939 guatemaltecos que se movilizaron de otros departamentos.

 

En cuanto a la extracción de basura, se mantuvo el volumen normal de 120 toneladas diarias, sin embargo, la madrugada del Sábado de Gloria hubo un incremento de 40 toneladas que representaron cuatro camiones más, esto en el Parque central, la Democracia y Terminal Minerva. 

El tiempo donde se recuerda la Pasión, Muerte y Resurrección del Salvador del Mundo, permite que se desarrollen durante estos días diferentes tradiciones, algunas espirituales, y otras con un exquisito gusto gastronómico.

 

1.- Pan

El de yemas o recado, es el más frecuente durante estos días. Xela se ha caracterizado porque existen pocos artesanos que utilizan hornos de leña para su elaboración. Josefina Montes, una quetzalteca de la zona 3, indicó que gastó más de Q500 en la elaboración de una arroba de pan, entre ellos, Q250 de mano de obra. El pan simboliza el cuerpo de Jesús.

 

2.- Alfombras

Son elaboradas para el paso de las procesiones y son una muestra de agradecimiento de parte de los feligreses. Xela se ha caracterizado por ser uno de los lugares del país que elabora las mejores alfombras, cada año el tema que se elige es diferente. Para su elaboración se requiere de aserrín de diferente color y en algunos casos utilizan frutas para su decoración.

 

3.- Procesiones

Salen durante la Semana Mayor. La programación es la siguiente en Xela:

 

 

  • Lunes Santo: Señor de la Paciencia, Catedral Metropolitana de Los Altos.
  • Martes Santo: Justo Juez y Virgen de Dolores de Catedral.
  • Miércoles Santo: Señor de la Columna de Catedral.
  • Jueves Santo: Justo Juez y Virgen de Dolores de Catedral, y procesión infantil de Jesús Nazareno y Virgen, de San Nicolás.
  • Viernes Santo: Jesús Nazareno y Virgen de Dolores de San Juan de Dios; Justo Juez y Virgen de Dolores de Catedral; Señor Sepultado y Virgen de Dolores de San Nicolás; Señor Sepultado y Virgen de Dolores de San Bartolomé; Señor Sepultado y Virgen de Dolores de La Transfiguración; Señor Sepultado y Virgen de Dolores de Catedral, y Señor Sepultado y Virgen de Dolores de La Merced.  
  • Sábado de Gloria: Virgen de la Soledad de iglesia El Calvario.
  • Domingo de Resurrección: Jesús de la Resurrección de San Nicolás.

 

PROCESION

 

4.- Viacrucis

Son las diferentes representaciones desde la aprehensión de Jesús hasta la Crucifixión y Sepultura. En Xela, varios grupos de jóvenes de diferentes iglesias desarrollan actividades.

 

5.- Quema de Judas

Se desarrolla el Sábado de Gloria y consiste en colocar un muñeco relleno de paja u otro material para luego quemarlo. Previo a prenderle en llamas, se lee el testamento donde se mencionan a personas cercanas a donde se desarrolla la tradición.

 

6.- Pelea en aldea Chivarreto, San Francisco El Alto Totonicapán

El Viernes Santo se desarrolla la “Pelea a puño limpio”. Según referencias de sitios digitales, cada participante elige a su contrincante, y por lo regular llegan personas de municipios del occidente del país.

 

chivarreto

YOUTUBE

 

 

7.- Elaboración de pescado

El Viernes Santo se acostumbra la preparación de pescado seco en los hogares, el cual es acompañado de curtidos.

 

8.- Dulce de garbanzo, frutas y torrejas

Durante estos días también se prepara el dulce de garbanzo con panela, además de frutas cristalizadas. Las torrejas son otra opción para el paladar, son elaboradas con molletes y miel. 

Semana Santa

Abril 10, 2017

Los miércoles santos por la tarde al entrar a casa se sentía el olor de la fruta cocinándose en una olla muy grande que mi abuela preparaba, en una olla más pequeña se cocinaba el garbanzo y más tarde entraba mi abuelo con una gran caja llena del llamado “pan grande” o pan de Semana Santa que toda la familia disfrutaba con café o chocolate en el desayuno o por la noche.

 

Los jueves santos por la noche, ya sabíamos el itinerario de visitas de iglesias para ir devotamente a los “sagrarios” que los miembros de las hermandades de las iglesias católicas de la ciudad preparaban para conmemorar la Santa Cena, en cada iglesia mientras las familias realizaban oraciones, daban ofrendas a las imágenes, rezaban el rosario, organizaban el recorrido de la procesión del día siguiente y le daban los últimos retoques a las andas del Viernes Santo, recorría las iglesias con mi familia en busca del significado de cada Sagrario.

 

Los viernes santos, a las siete de la mañana, la familia ya estaba lista para observar la salida del “canchito” como comúnmente le llaman al Jesús Nazareno que sale de la Iglesia San Juan de Dios e ingresa a las doce del mediodía, a la una de la tarde ya en casa, con el curtido y el pescado servido a la mesa para degustar el almuerzo en familia, antes de que los devotos cargadores de la familia se preparaban para estar a las tres de la tarde en las instalaciones del antiguo Liceo Guatemala, hoy Universidad Mesoamericana, vestidos devotamente de negro para llevar en sus hombros al Señor Sepultado de San Nicolás.

 

En lo personal me encantaba llegar al parque Benito Juárez antes de las cuatro de la tarda cada viernes santo, para observar los tradicionales “pasos” que relatan el viacrucis que Jesús vivió en su pasión y muerte. 

 

El Parque a Centroamérica siempre se llenaba de fieles católicos que observaban el paso de las andas procesionales, antes de las diez de la noche con la familia nos encaminábamos hacia la Iglesia El Calvario para observar el ingreso del Señor Sepultado de la Iglesia Catedral y antes de las doce de la noche nos encaminábamos rumbo a la Iglesia San Nicolás para el ingreso del Señor Sepultado.

 

Los sábados de gloria, cuando la mayoría de visitantes de otros departamentos abandonaban la ciudad, la procesión de la Virgen de Soledad de la Iglesia del Calvario recorría el centro de la ciudad y el domingo, con menos devotos pero cerrando la Semana Mayor, la procesión del Cristo Resucitado de la Iglesia San Nicolás, recorría la zona 3. Así era la Semana Santa que recuerdo de mi infancia en la ciudad de Quetzaltenango. 

Muchas personas quisieran escuchar hablar de moda. Como combinar las prendas y muchas cosas más. La realidad es que temas de opinión hay muchísimos. Pero cuando nada se pone en práctica no vale la pena.

 

Resulta difícil tratar de entender en lo que se ha convertido la humanidad. Claro siempre ha existido pobreza, racismo y desgraciadamente estratos sociales, religiones que en lugar de unir dividen, creyendo por su cuenta que todos tienen la razón y nosotros que no somos otra cosa sino ignorantes que en lugar de informarnos creemos lo que nos venden.

 

Hay un modo de creación universal eso es evidente. Una energía de luz que es la que nos provee todo lo que tenemos gratuitamente. Habitamos en un universo y pensamos que quizás pueden existir otros. Habitados o no habitados. Con personas tal vez de tres dedos o de cinco ojos. Que en realidad sería irrelevante porque ellos están ahí en su universo y nosotros aquí solamente les estamos imaginando.

 

Viene Semana Santa o Semana Mayor (porque desde hace muchos años es así como se llama), las procesiones lucen como atractivo turístico y muchas veces se colocan hasta verduras en las bien elaboradas alfombras. Me pregunto ¿Qué sucede con las verduras después? ¿las donan a alguna asociación para hacer comida y compartirla con necesitados? Bueno, eso quizá también es solo mi imaginación asumiendo que al creador le gustaría que así fuera.

 

Lo realmente cierto de todo. Es que para estas fechas con todas sus conmemoraciones. Volvemos la ciudad y muchos lugares un literal chiquero. Unos conmemorando. Otros de parranda. Y otros tantos que son ajenos a estas fechas pero aprovechan el feriado en cualquier lugar X. No quiero imaginar el alboroto que será el Parque Central. Ni quiero imaginar las portadas de muchos periódicos amarillistas el Lunes de Resurrección si es que así se llama. Pero dentro de todo esto hay una pregunta ¿resucita usted el domingo, le resucita la conciencia, los sentimientos y los buenos actos, le resucita la gana de colaborar y de hacer pequeños cambios en su vida que bien pueden ayudar de mucho?, cree que llegará al domingo al menos teniendo una buena meditación de quien fue Jesús y habiendo pensado que le gustaría a él que hiciera. Jesús murió crucificado como muchos, porque en ese tiempo ese era el método utilizado. Murió según la historia junto a un buen ladrón y a un mal ladrón ¿Cuál es la diferencia?

 

Veo en Jesús a un hombre. A un maestro. A un profeta. Que realizó grandes cambios. Con sentimientos y convicciones solidas respecto a su forma de vida. Veo en Jesús a un líder y a un revolucionario. Que pudo compartir y dejar grandes cosas tocando el corazón en ese tiempo de una humanidad también perdida y agobiada, confundida y necesitada de un toque de esperanza. Veo en Jesús a un ser humano valiente. Que nació con un propósito. Un hombre en paz que amaba cada milímetro de todo lo que hay en este mundo. Un hombre que fue capaz de ayudar al necesitado y de amar aún al más miserable. Un hombre que dentro de su armonía logró con su energía armonizar muchas cosas. Porque si analizo el padre nuestro en arameo, este es muy lejano al que han enseñado a recitar siempre. Entonces bien tenemos días para meditar ¿Qué le habría gustado a Jesús? ¿Cómo hubiéramos podido apoyarle? ¿Qué podemos hacer para continuar su legado? Y de la misma manera pensar en tantos hombres que han compartido amor por la vida y desgraciadamente también han muerto. Pensar en ¿Cuáles son los cambios que debe hacer en su vida para ser mejor? Y hacer un honesto auto análisis de usted mismo. En relación a esa gran imagen del hombre que también en su momento vivió y amo como todos.

 

Pregúntese si lo que está haciendo va bien. Si puede quitarse mejor ese diezmo para darlo a necesitados. Y aquí me refiero a todo ser vivo. Que al final de cuentas es luz y bendito. Qué hace y hará usted con su vida para lograr y motivar un cambio. Porque al final de cuentas todas las iglesias han ido en algún momento a la guerra y todas las religiones en su momento han llamado también a un conflicto. O es que acaso el general Efraín Ríos Montt no era cristiano. Con una iglesia impuesta en el país. Con aparente temor del creador y mientras tomaba vino consagrado o no. También daba la orden de ejecutar a tantos inocentes.

 

Congréguese usted mismo. Con su soledad. Sus partes rotas. Sus errores. Concíliese usted mismo y medite el ejemplo de Cristo y piense si este ejemplo no es amar y aportar. En lugar de dejar la ciudad y tantos lugares bellos de cabeza. Distráigase, salga. Y empiece por poquito. Dejando al menos la basura en su lugar. Disfrute las vacaciones y otro día hablamos de moda.

El pueblo cristiano hace memoria y conmemora, en sus distintas expresiones, la pasión, muerte y resurrección de Jesús. Sin duda, cada pueblo tiene lo suyo para hacer de esta memoria algo especial; por ejemplo, se manda hacer el pan que se repartirá en familia y para algunos amigos y vecinos de la cuadra o para los ahijados o padrinos (bautismo, boda, confirmación…); y el dulce que se come con el pan el día viernes. Cuidado se adelantan, porque ya dicen que es un Judas. Así que todos a comer el mero día, Jueves Santo, el pan santo como lo hizo Él: Jesús.

 

Ante este acontecimiento lleno de sentido para la humanidad, porque no es solo en Guatemala que se hace memoria de este rito fundamental para la fe y creencia de los cristianos, rescato la conciencia de lucha y defensa de la vida de este hombre, el morenazo, que hizo de su vida una total entrega para la humanidad, y de lo que debe hacerse en el compromiso de cada día: caminar siempre con la verdad. Y anduvo de un lado para el otro diciendo siempre la verdad; no en vano dijo Gerardi, en la entrega del documento de la Memoria Histórica: la verdad duele. Claro, decirlo a los que han engañado, robado, matado… les duele. Y ese fue Jesús, anduvo diciendo la verdad, que en otras palabras fue el servicio, la denuncia y, el perfecto equilibrio, la oración. Cobra sentido el rito del bautismo cuando se recuerda a los papás y padrinos que el chirís es un miembro de la Iglesia y que por tanto, es como Cristo Sacerdote (oración), profeta (denuncia) y rey (el servicio). Esa es la dimensión del compromiso cristiano.

 

Un poco más, no sé si el cristiano es consciente que cada vez que se persigna y hace la señal de la cruz cuando sale de casa, o cuando pasa frente a un templo, está comprometiéndose cada vez con ese hombre que luchó y trabajó por la verdad y que por la verdad, esa verdad que barre con la corrupción e impunidad, se lleva a la muerte al más inocente. Así que hacer la señal de la cruz es un gran compromiso que usted hace ante su conciencia, su comunidad, el país: decir y cumplir siempre con la verdad.

 

Malaya de pedagogía que nos dejó el morenazo este…

 

Viene a mi mente aquella canción del nicaragüense aquel, que en su estribillo dice: el patrón va entrando a misa, disfrazado de cordero. Se da golpes en el pecho, pero es muy duro ese cuero… ¿pero se hará la señal de la cruz ese don o doña?

 

O lo que es peor, los que se han comido el pan, como decía mi mama: ¡no seas Judas! (Y eso que solo me llevaba unos panes a la escuela para comerlos con mis cuates). Por unos panes vendieron el futuro de muchos niños y niñas al dejarles sin su vacuna, o la falta de mantenimiento a las carreteras (tremendo negoción el de Odebrecht), o la ausencia de los materiales de lectura para la escuela. Por unos cuantos panes vendieron el futuro de esta nación (millones de dólares).

 

El consciente del judas fue más honesto o, coherente, al ver la gravedad de su traición, fue y se ahorcó… sin palabras. Pero a aquellos, les molesta, les duele que les digan que este Estado está diseñado para sus privilegios y que lo tienen así desde hace muchos años. No dudan en crear, porque son finos para ello, crear cortina de humo o campaña negra para seguir ‘articulando y perpetuándose en el poder’. Sentarse a comer pan con ellos no vale la pena. El papa Francisco lo dijo hace unos meses atrás: familia, no hay que comer del pan (yo estoy parafraseando sus palabras que más o menos eran así) que llevás a casa, fruto de la corrupción e impunidad (extorsiones, coimas, sobornos, plaza fantasma…). O lo que dijo San Vicente de Paúl: ¿te has preguntado si te has ganado dignamente, y con el sudor de tu frente, el pan que vas a comer?

 

Entonces, el viacrucis del pueblo es cada historia de vida que se conjuga con la historia de Jesús; caminar con la cruz es caminar con la verdad…de repente, de repente mejora este país.

Página 1 de 2